De vuelta a la vida contemporánea. Una remodelación audaz le da nuevo estilo; más contemporánea y actual a una vivienda a una en la ciudad de México.

Ciudad de México tiene buen clima la mayor parte del año, por ello resulta atractivo integrar los espacios interiores con el exterior. Para esta residencia el reto era exaltar las vistas verdes del entorno, a partir de una casa existente al poniente de la ciudad. Para esta tarea de remodelación los arquitectos Anina Schulte‐Trux y Fernando Weber decidieron derribar muros y permitir una mayor integración de los espacios, la iluminación natural comenzó a entrar a raudales y los ambientes mágicamente se magnificaron.

El bar es fundamental en el proyecto, se resolvió enmarcándolo en una caja de madera junto a la sala principal, un espacio transparente rodeado por áreas verdes. En este ambiente destacan dos lámparas Bell de los diseñadores Edward Barber y Jay Osgerby y Objetos Nómadas de la Firma Louis Vuitton.

Es una casa de ligeramente por encima de los 800 metros cuadrados de construcción que se han desplantado en un terreno de 500, pero se han generado interesantes vistas del jardín que la hacen sentir, incluso más amplia de lo que en realidad es.

La casa ya contaba con buenas alturas, pero la tendencia hace unas décadas era la de tener espacios más contenidos y con ventanas pequeñas. Así que para lograr este ambiente contemporáneo los ventanales de piso a techo han sido fundamentales, además del uso de tonos claros, los cuales se han contrastado con el gris de la escalera y algunas piezas de mobiliario.

El uso de granito para la escalera da un toque diferente a la gama de color utilizada.

Esta remodelación de una casa en Bosques de las Lomas buscó exaltar las vistas verdes existentes, alturas generosas y amplios espacios para crear su propio estilo. En planta alta, el family room se convirtió en un espacio más acogedor e informal con un elemento flexible integrado por un mueble de televisión con pantalla giratoria para poder ver la televisión desde el sofá o desde una mesa para almuerzos familiares.

“Nos gusta pensar que cada proyecto nuevo es una incógnita total. Nos sentimos frescos ante los retos”, Fernando Weber.

Weber arquitectos es un despacho experimentado y joven al mismo tiempo que se ha caracterizado por crear espacios integrales con una línea de equilibrio y sobriedad, siempre buscan integrar a la naturaleza y proponer espacios acorde a la personalidad y el estilo de vida de sus clientes, y en su arquitectura se distingue el detalle, la calidad y una tendencia a crear espacios privados y muy confortables. 

Toda la carpintería fija fue creada por Weber arquitectos. Los bancos del bar, Costa Hidrauilic stools, son de Rapport Supreme Contemporary.

“Nos gustan los ambientes cálidos, tanto en el diseño de interiores de viviendas como en oficinas y corporativos; en los encargos que recibimos, el presupuesto no ha sido un obstáculo para hacer algo imaginativo y audaz”, Anina Schulte‐Trux

Arquitectura y diseño de interiores de Weber Arquitectos

Fotografías de Luis Gallardo / LGM Studio

Por David Solís

Share: