La nueva torre Brickell Flatiron, con interiores diseñado por el inigualable arquitecto Massimo Iosa Ghini, no deja un solo cabo suelto para convertirse en un sueño residencial en Miami.

“Brickell Flatiron ha sido un proyecto muy emocionante y desafiante. Las formas son fluidas, tal como las dibuja el viento. Nuestra idea era traer al interior las mismas líneas dinámicas para crear interiores exclusivos y permitir que cada huésped viva una experiencia única.”-Massimo Iosa Ghini.

La historia del diseño tiene una infinidad de vertientes y estilos que acompañan a la historia de la humanidad, el movimiento bolidista se fundó por talentosos arquitectos recién graduados de la facultad de Arquitectura de Florencia.

 Massimo Iosa Ghini, uno de los padres del movimiento, en entrevista con Design Hunter, nos expuso diferentes puntos de vista sobre la arquitectura y el diseño actual y nos platicó sobre uno de sus más recientes proyectos en Miami, el interior del Brickell Flatiron, torre diseñada por el arquitecto Luis Revuelta. La audacia en el diseño interior utilizó las curvas de la fachada como inspiración para crear y trazar las sublimes y elegantes áreas comunes y los espacios de recreación para conformar un diálogo coherente y una transición fluida entre el exterior y el interior.

Para Iosa Ghini, la descripción de su estilo arquitectónico y su ética de trabajo se traduce a partir de la idea de que, para vivir mejor en un contexto degradado, su obra debe mejorar el acto de cualquier manera posible. Sin ningún tipo de inhibición, describe su estilo de diseño como, “cuidadoso para valorar la creación y, al mismo tiempo, consciente y coherente con la idea de que el entorno debe modificarse de manera armoniosa y equilibrada”.

A lo que el arte debería significarle al mundo según su perspectiva, Massimo respondió; “El arte es pura experimentación y la expresión instintiva de nosotros mismos. El diseño inserta el componente funcional prosaico y es un buen diseño si lo hace sin perder el componente artístico que es la base de nuestra propia naturaleza humana”. La torre de 225 metros de altura, y una colección de arte permanente propiedad privada del edificio, conglomera una serie de pinturas y esculturas a gran escala producidas exclusivamente por el artista neoyorquino Julian Schnabel, junto con obras distintivas del artista italiano Carlos Battaglia y del fotógrafo italiano Marco Glaviano, que se exhiben en el gran vestíbulo del edificio y en los espacios públicos.

Admirar una obra de la magnitud del Brickel Flatiron es siempre impresionante, pero es aún más interesante saber de primera mano lo que las mentes maestras detrás de tal proyecto buscaban al momento de dibujar trazos en una hoja de papel. Iosa Ghini describió el proceso de diseño como emocionante y desafiante. El resultado de la búsqueda por crear espacios funcionales, configurados para crear emociones, se logró con la combinación de diferentes características como pantallas de vidrio transparentes con una curva del piso al techo, rodeadas de luces y paredes terminadas con estuco de ámbar, gris y mármol.

 Al utilizar la iluminación como un elemento clave en todo el proyecto, Massimo gestionó escenarios de iluminación suave y brillante de acuerdo con la idea de subrayar o integrar un elemento con el entorno. Sobre el trabajo de diseño explicó, “Diseñamos cada área y cada objeto, tratamos de encontrar un delicado equilibrio entre acabados sofisticados y ricos con características simples y crudas.” Que, junto con su alta atención al detalle, fueron los ingredientes para lograr espacios imperdibles, una atmósfera lujosa y exclusiva que al mismo tiempo es accesible para todos.

“Trabajar internacionalmente permite tener una visión no local. Es el aspecto que más me gusta, la mezcla de culturas, el crisol de ensamblaje y fuerza y las diferentes ideas que nos da la oportunidad de aprender cosas siempre nuevas y proponer soluciones ricas en fuerza y significado, de grande a pequeño y viceversa.”-Massimo Iosa Ghini.

Por Yarin Miranda Robles

Fotos Zachary Balber, Tony Tur, Golden Dusk Photography

Share: