Solitario o compartido. En clave moderna o con aires decimonónicos. Si bien las variantes son infinitas, todos coincidimos en que cuando pasamos por momentos difíciles, lo que más ansiamos es volver a nuestro hogar. nuestros dominios. nuestro reino. En un palacio de ensueño se han reunido iconos del diseño, hallazgos vintage y piezas de creadores emergentes; algunos a nuestro alcance y otros más costosos, pero todos diseños bellos que mejoran nuestro entorno, para hacer de nuestra casa un refugio repleto de aromas evocadores, momentos imborrables y proyectos nuevos para un futuro mejor.

Lámpara de pie Arco, de Achille y Piergiacomo Castiglioni para FLOS.  Fundas de almohada, Marimekko. Alfombra Roskilde, IKEA. Grabado sobre papel Identità, Aree di Studio. Grabado sobre papel, Annotazioni di Luce, Roberto Ciaccio.  Animales de madera, diseños de Odo Fioravanti (hipopótamo), Matteo Ragni (mantarraya), Giulio Iacchetti (cachalote), para la firma WoodyZoody. Jarra de cobre para chimenea; Bastón de marfil y palo de rosa; bergère retapizado en terciopelo, todo vintage. Zapatillas de descanso, Mahabis. Sala del giuramento, Ala Sforza.

Un lugar que nos invita a realizar una pausa y leer, pensar o descansar rodeado de objetos funcionales y puramente simbólicos: el fondo con frescos, una clara referencia al concepto de singularidad de la obra de arte, se combina con tres piezas contemporáneas: dos grabados de Roberto Ciaccio y uno de Areas de Studio Valerio Panella, que si bien se refieren a las teorías de Walter Benjamin sobre el arte en la era de la reproducción digital, al mismo tiempo las contradicen en su búsqueda de “repetición diferente”.

Sala de las cariátides o helíades, Ala Sforza.

Un lugar dedicado a la conversación y la seducción, de formas sinuosas y redondas, que juega con la asonancia entre las curvas de las Helíades y los elementos decorativos. Un rincón íntimo, pero dentro de un paisaje ilusorio completamente abierto, una habitación sin paredes caracterizada por referencias continuas, y detalles ocultos revelados: el espejo exhibe una de las helíades en el reflejo; un panel corrugado oculta parte del paisaje pintado, pero muestra un “paisaje suave” en la acuarela de Ilaria Clari. Las dos lámparas Dioscuri son dos esferas luminosas y juegan con el tema mitológico y sensual de la habitación.

Espejo de pie en madera de haya modelo Ikorness; mesa de bandeja de metal lacado Gladom.
Ambos de IKEA. Par de sillas de los años 50 en palo de rosa; juego de botellas de cristal con tapa de bola; cigarrera y encendedor de latón dorado de los años 40. Todo vintage. Lámpara de pared y de sobremesa Dioscuri, de Michele De Lucchi para Artemide.

Apartamento de la duquesa, Ala Della Rovere

Un rincón dedicado a los sueños, un lugar donde te puedes mecer en el sillón Eames, calentado por el calor de la icónica lámpara Fato de Gio Ponti. Los dos planos de la imagen representan el sueño del dualismo: la realidad. El taburete Tronchetto de Aree di Studio, hecho de un tronco de ciprés caído cerca de la Villa Imperiale, representa un objeto real y material con un “defecto digno”, una grieta que llega al núcleo central, “el inconsciente”.

Mecedora Eames Plastic Armchair RAR, de Charles & Ray Eames para Herman Miller. Lámpara de sobremesa Fato, de Giò Ponti para Artemide. Papel mural Les sources de l’Orénoque Sépia, de Ananbô. Taburete Tronchetto, de Aree di Studio.
Papel mural de mosaico, de Cole & Son. Lanzaderas de telar de abedul, piezas vintage.
Sala porticada, Ala Della Rovere

La escena está dominada por la silla Wassily en primer plano, un asiento para la meditación y la contemplación, frente a la luz natural de un patio con vista al atrio. La escena habla de una “ausencia”: la  de los protagonistas, pero también la de un espacio arquitectónico que no es completamente visible. También una silla para una doble conversación surrealista: en primer lugar, entre Kandinsky (a quien está dedicado el asiento), y el cuervo; segundo, entre un maestro de la Bauhaus de la década de 1920, Marcel Breuer, y un par de innovadores diseñadores como la pareja Eames (autores del icónico pájaro de madera ahora producido por Herman Miller). Los otros objetos que completan la escena están claramente relacionados con las tres formas geométricas de la Bauhaus: cuadrado, círculo y triángulo.

Escultura de cobre, de Carla Castelbarco Albani. Figura de pájaro Eames House Bird, de Charles & Ray Eames para Herman Miller. Serigrafía Ansthruter, de Tom Pigeon. Lámpara Mayday, de Konstantin Grcic para FLOS. Sistema de sonido mural, de Muji. Silla Wassily, con estructura de acero tubular y asiento de cuero, de Marcel Breuer para Knoll
Sala de las cariátides o helíades, Ala Sforza.

 Un lugar dedicado a la conversación y la seducción, de formas sinuosas y redondas, que juega con la asonancia entre las curvas de las Helíades y los elementos decorativos. Un rincón íntimo, pero dentro de un paisaje ilusorio completamente abierto, una habitación sin paredes caracterizada por referencias continuas, y detalles ocultos revelados: el espejo exhibe una de las helíades en el reflejo; un panel corrugado oculta parte del paisaje pintado, pero muestra un “paisaje suave” en la acuarela de Ilaria Clari. Las dos lámparas Dioscuri son dos esferas luminosas y juegan con el tema mitológico y sensual de la habitación.

Espejo de pie en madera de haya modelo Ikorness; mesa de bandeja de metal lacado Gladom. Ambos de IKEA. Par de sillas de los años 50 en palo de rosa; juego de botellas de cristal con tapa de bola; cigarrera y encendedor de latón dorado de los años 40. Todo vintage. Lámpara de pared y de sobremesa Dioscuri, de Michele De Lucchi para Artemide.
Sala della calunnia, Ala Sforza

La escena tiene tres partes y tres son los asientos que la caracterizan, cada uno de los cuales se refiere a los frescos en el fondo. Una primera parte, cerca de la ventana, donde el exterior solo se percibe a través del reflejo en el vidrio y en el fondo con frescos a través de una abertura que permite vislumbrar el paisaje pintado detrás de una columna. La delgada lámpara de pie Olivia, de Aree di Studio, con una base en piedra lasa, sirve tanto para romper como para iluminar el escenario de la diosa Diana. A la derecha, los anillos del asiento evocan la forma del espejo, que al mismo tiempo narra un fresco en la pared opuesta.

Taburete Woody, de Matteo Thun; taburete Fiji y taburete Napa, ambos diseños de Terry Dwan, todos de Riva 1920.  Lámpara de pie Olivia, Aree di Studio. Laúd renacentista; Espejo redondo con borde de latón. Ambas piezas vintage. Sujetalibros de cobre, de Gleam Team para CB2.

DIRECTORIO

ANANBÔ ……………………………………………… ananbo.com

 AREE DI STUDIO ……………………………. areedistudio.it

ARTEMIDE ………………………………………. artemide.com

CB2 ……………………………………………………………. cb2.com

COLE & SON ………………………………… cole-and-son.com

FLOS ………………………………………………………….. flos.com

GIOVELAB ……………………….. giovelab.myshopify.com

HERMAN MILLER ……………………. hermanmiller.com

IKEA …………………………………………………………. ikea.com

INNOVATION LIVING ……………. innovationliving.com

 KNOLL …………………………………………………….. knoll.com

MAHABIS …………………………………………… mahabis.com

MARIMEKKO ………………………………… marimekko.com

MATTHEW MC CORMICK …. matthewmccormick.ca

MENÚ …………………………………………….. menuspace.com

MUJI ………………………………………………………… muji.com

RIVA 1920 ………………………………………………. riva1920.it

ROBERTO CIACCIO ………………… robertociaccio.com

TIFF MANUELL …………………………… tiffmanuell.com

TOM PIGEON …………………………………. tompigeon.com

WOODYZOODY ……………………………. woodyzoody.com

Dirección De Arte Alessandra Castelbarco Albani / Studio Plus Ultra

Realización Marco Di Nallo + Chiara Girolami + Valerio Panella / Studio Plus Ultra
Locación Villa Imperiale, Pesaro, Italia – Villaimperialepesaro.Com

Fotos Giulio Dallatorre

Por Aflredo Marchant

Share: