Una perfecta sinergia creativa en edición limitada que representa tradición y el colorido de México, con gran fuerza y determinación artística, la cual resulta en piezas fuera de serie.

Claudio Limón es un artista nato. Nacido en los Altos de Jalisco, estudió diseño gráfico en la Universidad de Guadalajara, desde los diez años no ha parado de trabajar y evolucionar en su carrera como pintor, con exposiciones individuales y colectivas en México, Argentina y Japón. En cada proyecto en los que ha estado involucrado, no ha marcado ‘Limón’ sin antes cumplir con la misión de conectar al espectador con el colorido y la alegría de la cultura mexicana.

En una nueva colaboración con la marca mexicana Make Make, el icónico uso del color que figura el trabajo de Claudio se fusiona con el origen de esta marca que nació de una idea compartida por tres hermanos en un taller artesanal en Los Altos de Jalisco. Fue desde los años 90 cuando el padre de estos creadores decidió hacerles una mochila con un diseño clásico inspirado en los bolsos de los carteros, la cual marcó el destino para que, en el 2016, Make Make surgiera con dicho diseño y el objetivo de crear objetos de piel que duren toda la vida.

La icónica colaboración llamada Guerreros, nace después de muchísimo trabajo y un año sumamente retador con el fin de representar una lucha interna por vencer el miedo y la incertidumbre. Los bolsos unen la cosmovisión clásica mexicana con simbolismos prehispánicos y la creencia de la naturaleza animal y los conflictos espirituales. La fusión de la imaginación del artista con las raíces y el expertise de una familia, se traduce en nada menos que en tres grandes piezas de diseño. La colección que cuenta solo con 100 unidades por cada uno de los tres modelos, Serpiente, Jaguar y Águila, están producidos de manera artesanal como todos los productos de Make Make, los cuales tienen la más alta calidad en sus materiales, los cuales todos son provenientes de México.

Más que otra cosa, la primera colaboración de Claudio Limón con Make Make es un intento de ambos creativos por representar una etapa de la vida en la que el hombre, sin importar el panorama, lucha sin parar por superar todas las adversidades. Con esto, los tres diseños surgen de la inspiración del artista de reinterpretar las antiguas leyendas de los guerreros prehispánicos, y los animales que encarnan esta constante batalla. El Guerrero Serpiente que simboliza la vida, la fertilidad y el conocimiento, el Guerrero Jaguar como ejemplo de poder, fuerza y cosmos y por último, el Guerrero Águila que es la representación de la fuerza, la valentía y la iluminación.

En entrevista con los creadores la admiración por las piezas toma otro camino. La ilusión que existe detrás de cada bolso va mucho más allá de sus creadores. Es una vez más el arduo trabajo de los artesanos y todos quienes involucran el proceso creativo de un proyecto tan especial. La valentía y la iluminación, así como la fuerza y el poder que inspiraron cada pieza, lo llevan impregnado en cada una de las partes que las conforman. El arte y el diseño, así como lo impecable de la manufactura mexicana en esta colaboración es algo excepcional y aunque el proyecto es edición limitada y no volverá a repetirse, el respeto y admiración entre los creadores no nos deja cerrar las puertas para esperar otro genial proyecto en el futuro.

Juan Carlos López de Make Make y el artista plástico Claudio Limón, con dos de los 100 bolsos por diseño de la exclusiva colaboración Guerreros.

Por Yarin Miranda Robles

Fotos Cortesía de Make Make

Share: