Un estudio mexicano de diseño dedicado a la creación de piezas atemporales e infinitas que representan una inmensa pasión por la belleza en la imperfección.

“Al integrar nuestros diseños y sus elementos en los espacios interiores, sentimos que nos hacemos más susceptibles al cuidado de nuestro entorno inmediato y el respeto por la naturaleza, de eso se trata”. – Karim Molina y Joana Valdez

El diseñador busca restablecer el largo contacto entre el arte y el público. La responsabilidad por hacer objetos funcionales más allá de crear objetos de culto sin un sentido real. Ayres, cuyo nombre surgió de la fascinación por el flujo de la naturaleza y de la vitalidad del aire para la vida, además de la búsqueda por encontrar piezas excepcionales que representen el diseño mexicano contemporáneo.

Ayres trabaja en conjunto con distintos chefs para desarrollar piezas según su necesidad, con arquitectos e interioristas para crear piezas exclusivas según el proyecto. Este trabajo les ha permitido llevar sus piezas a diferentes exposiciones.

Tras conocerse en Mérida, las diseñadoras Karim Molina y Joana Valdez iniciaron con un proyecto, que hoy es el resultado de emprender con pasión y constancia para un crecimiento orgánico, el cual se ve reflejado en colecciones enteras para increíbles proyectos en México y el extranjero.

Ayres trabaja bajo un concepto artístico, por el cual sus piezas gozan de un valor único en todos y cada uno de sus diseños. Se enfocan en potenciar la belleza de la naturaleza y atesorar los materiales en su estado natural, además de trabajarlos con a través de las valiosas técnicas ancestrales de los artesanos mexicanos.

Karim y Joana describen sus objetivos con una clara consciencia de la importancia de promover la autenticidad del trabajo artesanal y su legado como marca en el mundo del diseño, mientras que por medio de sus creaciones buscan transmitirle al mundo el espíritu del diseño mexicano con piezas únicas y de una extraordinaria calidad, mientras que, posicionarse como uno de los principales referentes del diseño mexicano bajo los ojos del mundo, no queda en segundo plano.

Ambas diseñadoras utilizan sus piezas como un medio de expresión. Como un estilo de vida en el que pueden convivir, las técnicas ancestrales y artesanales de trabajar los materiales naturales con su conocimiento global del diseño contemporáneo para generar colecciones de objetos con fuertes raíces mexicanas. Karim y Joana hablan de sus piezas como objetos únicos y capazces de descubrirse como un acontecimiento, y que su su trascendencia depende del juicio artístico e histórico de las diferentes generaciones. Ayres, con cada pieza, se redescubre y transmite la perfección intrínseca de todos los materiales con los que trabajan y la huella de la imperfección natural de los mismos, junto con el proceso de manufactura artesanal, para así otorgar a cada diseño una esencia única.

Por Yarin Miranda Robles

Fotos Cortesía de Ayres

Share: