El showroom de Mariangel Coghlan cambia de piel y apuesta por la piedra y
la madera (cerámica).

Romper con todo lo anterior y crear espacios únicos. Así trabaja Mariangel Coghlan en su showroom al sur de la Ciudad de México, el que se ha convertido en su laboratorio creativo. Ahí surgen las ideas, se desarrollan y se concretan. Así lo ha plasmado en numerosas residencias a lo largo de su carrera. En este espacio, las piezas de mobiliario van y vienen, los estilos evolucionan, pero la arquitectura más o menos se mantiene. En esta ocasión Mariangel decidió remodelar la entrada al showroom e integrarla con la terraza a través del uso de materiales de tendencia.

Me gusta la textura de las piedras y estoy en una constante búsqueda de materiales para mi diseño. Evidentemente conozco la firma Interceramic; prácticamente todos los diseñadores hemos estado en contacto con sus productos de una u otra manera. Sin embargo, los últimos años el desarrollo de la cerámica ha sido espectacular así que decidí usar diversos producto para este proyecto de remodelación. Lo que me encanta de las terrazas es poder vivirlas, por ello busco integrarlas de alguna manera a los interiores en la medida de lo posible. En este caso usamos el mismo material adentro y afuera para lograr una armonia del interior con el exterior, y así obtener un ambiente confortable y funcional. Utilizamos el producto Acadia en dos tonos; un gris claro y lo contrastamos con Acadia en gris oscuro, de un tono casi a oxford. También jugamos con un detalle del mismo material, de un formato pequeño, con el que dibujamos flechas sobre el muro en un dibujo que sube y simula un sigzag, para el piso lo usamos como cenefa para acentuar las transiciones, y así lograr textura, con toques sutiles, divertidos y actuales. En realidad el cambio fue sorprendente. - Mariangel Coghlan

El rediseño se extendió hasta un par de galerías en donde la idea era crear el ambiente social de un pequeño departamento, que fuera casual y elegante, para lo cual Mariangel utilizó Folkwood Light y Folkwood Natural, que simulan madera. “Necesitas tocar el material para notar que es cerámica, por lo bien diseñado que está el producto. Puedes atreverte a subirlo a los muros, como lo hicimos en un pequeño espacio y notar lo bien que luce en la decoración, es una pequeña revolución de materiales que te invitan a ser más creativo, con la confianza de trabajar con una firma que ofrece calidad y está en constante desarrollo.


Por Redacción DH

Fotos: Héctor Velasco Facio

Share: