Los Sportback están de moda y Audi incorpora a su gama un modelo de fuerte presencia y versátil funcionalidad. Este es el primer crossover compacto de la marca

El diseño automotriz está viviendo una buena epoca, con productos cada día más contemporaneos y que pueden perdurar con elegancia a través del tiempo. Es el caso de Audi, que ha logrado un ADN que evoluciona de forma constante sobre una misma línea. No da saltos y se mantiene por un camino que progresa. Sus clientes lo agradecen, pues saben que sus vehículos se manendrán vigentes por años. Aún así hay siluetas más atrevidas dentro de la marca, es el caso de los sportbacks, que han destacado por su fuerza y precisión en el diseño.

Hay que entrar un poco en detalle en temás de diseño con este nuevo Audi Q3 Sportback, pues posee elementos muy distintivos, como la rejilla negra de la parrilla Singleframe octagonal que posee un poderoso diseño tridimensional que hace particularmente deportivo a este nuevo modelo. Lo mismo ocurre con las tomas de aire trapezoidales y con el expresivo diseño de la fascia, con su blade plano. El área de los pasajeros, semejante a la de un coupé, constituye un contrapunto con los distintivos elementos adicionales, que están pintados en color de contraste y enfatizan el carácter SUV del vehículo. Una línea de techo baja continúa hacia unos pilares D planos e inclinados y culmina en un spoiler en el borde del techo. Como resultado, el Audi Q3 Sportback parece más largo que el Q3. Además, el SUV coupé es casi tres centímetros más bajo y, por tanto, tiene una apariencia más musculosa. Sobre las ruedas, fuertes contornos destacan la presencia de la tracción quattro en el motor 2.0 L. En la parte posterior, los diferentes elementos y detalles generan muchos juegos de luces y sombras. La anchura del Q3 Sportback está resaltada por la luneta baja, marcada por paneles aerodinámicos, y por la fascia deportiva, que tiene incorporadas las entradas de aire. También contribuyen a ello los grupos ópticos traseros, que se extienden hacia el interior con forma de cuña, al igual que los estilizados grupos delanteros.

El Audi Q3 Sportback ofrece un gran placer de conducción en distintos terrenos. Este crossover  compacto es apto para todo tipo de usos: en ciudad, para viajes de largo recorrido o sobre terreno sin asfaltar. Equipa de serie la deportiva dirección progresiva, cuya relación se vuelve más directa a medida que aumenta el ángulo de giro. En función de las condiciones de marcha, del estado de la carretera y de las preferencias personales, el conductor puede variar las características del auto mediante el sistema de control dinámico de conducción Audi drive select, que es un equipamiento de serie en toda la gama. Es posible elegir entre seis perfiles, incluido el modo offroad. Además del ajuste del motor y de la caja de cambios. El Audi Q3 Sportback está disponible con dos motores de gasolina, el 1.4 TFSI del Q3 Sportback 35 TFSI de 150 hp de potencia y el 2.0 del Audi Q3 40 TFSI de 180 hp. Ambos motores equipan transmisión S tronic. La primera con tracción delantera y en el motor 2.0 con la tracción total quattro. Confort variable: interior y concepto de espacio.

Por David Solís

Fotos cortesía de Audi

Share: