La pintora sevillana, Gloria Lomas, que ha expuesto en México desde hace más de una década, consolida su lenguaje con sus arquitecturas domésticas.

Conocí a Gloria Lomas en un café de Sevilla a orillas del río Guadalquivir. Había visto su obra hacía algunas semanas en una publicación española e hice todo lo que pude para conseguir sus datos y trasladarme a Sevilla para entrevistarla en persona.  Me llamó la atención de su obra la estética atemporal.

Me gustó su temática original y pude ver aun antes de tenerlas en persona, que se trataba de piezas de una técnica depurada. Las primeras horas de nuestro encuentro pasaron de prisa, pues Lomas es además de simpática, una excelente conversadora. Maestra desde hace años, Lomas ha compartido el oficio con literalmente cientos de alumnos, a la vez que ha desarrollado una carrera personal como artista. Al oírla hablar de su obra se vuelven evidentes las referencias cultas de su lenguaje pictórico que van desde el barroco sevillano hasta el pop norteamericano.

La artista, consolidada en su propio país, ha expuesto en México y Estados Unidos desde hace más de una década con su serie más celebrada; Arquitecturas Domésticas. Se trata de cuadros pintados sobre lino crudo en los que se agrupa una serie de tazas y trastes con un rico contenido de texturas y patrones.  Prácticamente todos los pintores de la tradición española desde Zurbarán hasta Velázquez han abordado el tema del bodegón formando con ello un canon clásico dentro del arte occidental. De manera que adentrarse en este lenguaje es entrar en un diálogo con los grandes de la pintura universal.

Innovar resulta cuando menos difícil. La mayoría de los pintores contemporáneos que abordan el bodegón lo hacen desde una estética costumbrista que, en el mejor de los casos, solamente imita los esplendores del pasado Lomas sin embargo, mira con frescura las posibilidades del bodegón. Lo usa para expresar emociones, para retratar el mundo de hoy, con todas sus complejidades y abigarramiento. Dentro de un abecedario restringido, se reinventa con cada cuadro con una mirada estética e incisiva. No es exagerado decir entonces, que con Arquitecturas Domésticas, Gloria Lomas ha conseguido redefinir el bodegón, aportando desde una estética contemporánea al canon de la pintura tradicional.

Por Octavio Aguilar

Fotos cortesía de Gloria Lomas

Share: