Audi lanza el segundo modelo 100% eléctrico de su gama. El Audi e-tron Sportback es dinámico y atractivo. 408 caballos de potencia y una autonomía de hasta 446 kilómetros con una sola carga de la batería lo hacen un competidor serio.

Mide 4,901 milímetros de largo, 1,935 milímetros de ancho y 1,616 milímetros de alto. Su techo se extiende de forma casi plana sobre la musculosa carrocería y desciende de forma muy marcada en su zona posterior hasta llegar a integrarse en unos pilares D visiblemente inclinados. El borde inferior de la tercera ventanilla lateral se eleva en su parte final, una característica típica de los modelos Sportback. El Audi e-tron Sportback es realmente llamativo, y sí se siente como un vehiculo del futuro. Hay que acostrumbrarse a manejar sin retrovisores y usar en cambio las dos camaras laterales y las pantallas al interior de las puertas. La iluminación interior es extravagante, hasta cierto punto, para continuar con esa sensación de manejo “diferente”. Las aceleraciones en este auto son realmente contundentes. Sus 408 caballos de fuerza son briosos, pues entrega la potencia casí de inmediato, son las virtudes de los autos electricos.

Desde luego que el diseño es un acierto incuestionable. Elementos como la parrilla Singleframe octogonal, las pronunciadas salpicaderas o la escultural parte trasera hacen que el Audi e-tron Sportback responda claramente al lenguaje de diseño de la marca. Por otra parte, ciertos detalles indican que se trata de un modelo puramente eléctrico. Como ejemplo cabe destacar la parrilla, con barras verticales y cerrada en gran parte, que está pintada en gris platino claro, una característica identificativa muy específica de los modelos e-tron. También los faros Matrix LED hablan de la electrificación de este modelo, con sus cuatro segmentos horizontales que crean una firma específica en las luces diurnas. Otros elementos llamativos son las inserciones negras en los faldones laterales, que sugieren el lugar en el que se aloja la batería. El equipo de diseño ha querido poner el foco también en la ausencia de salidas de escape en el difusor trasero. Y en la parte trasera, una línea de luz conecta los grupos ópticos entre sí. Un total de once acabados de pintura están disponibles para el SUV coupé totalmente eléctrico, incluido el nuevo color metalizado azul Plasma, que es exclusivo del e-tron Sportback. Nosotros tuvimos a prueba un color naranja que levantaba los pulgares de quien lo veía pasar por la calle. El logotipo en la tapa de carga presenta el llamativo color naranja de alto voltaje, que también se aplica a las pinzas de freno. Las molduras de las salpicaderas están pintadas de serie en gris antracita mate y sirven para resaltar el carácter offroad.

La línea de equipamiento S line pone especial énfasis en el ADN deportivo del Audi e-tron Sportback. Incorpora de serie rines de 21 pulgadas y suspensión neumática deportiva. Las fascias de contorno distintivo están flanqueadas por expresivas entradas que mejoran el flujo de aire. Se sitúan bajo los faros y crean una apariencia dinámica. Un emblema S line está presente en la parrilla, mientras que los marcos inferiores de las puertas, de aluminio y retroiluminados, incluyen el emblema S.

El interior del Audi e-tron Sportback es una elegante zona de relajación que combina a la perfección diseño y tecnología. Un arco de grandes dimensiones que se extiende por el panel de instrumentos y el tablero, de puerta a puerta, integra armoniosamente la cubierta de la instrumentación digital Audi virtual cockpit. Su elegante pantalla parece quedar libremente suspendida en el aire. Los paneles de las puertas incorporan los monitores de los espejos retrovisores virtuales opcionales. La consola central, con sus dos pantallas táctiles, se inclina hacia el conductor, lo que la hace particularmente ergonómica. El display superior, al desactivarse, parece fundirse de manera casi invisible en su gran marco black panel. Las paredes laterales abiertas en la consola del túnel central aumentan la sensación de ligereza.

Primer modelo con espejos laterales virtuales que ofrecen una visibilidad óptima en cada escenario

Solo podemos decir que conducir el Audi e-tron Sportback en ciudad ha sido emocionante y confortable, posee insonorización destacable, tecnología de sobra y el lujo al que ya nos tiene acostumbrados Audi. En este caso hay que desmbolsar $2,019,900 pesos para obtener un vehículo que pareciera llegar del futuro.

Texto de David Solís

Fotos cortesía Audi AG

Share: