Piezas que son más que su función, CORS crea objetos esculturales, atrevidos y originales que inundan cualquier espacio con sofisticada estética.

La famosa frase “menos es más” ha sido utilizada por muchos creadores desde que el arquitecto Ludwig Mies Van der Rohe la hizo famosa y determinó la estética de la arquitectura contemporánea. Hoy, el mundo de las artes ha evolucionado a ser el resultado de un estudio de la forma y la función. Sin duda, las nuevas propuestas hacen homenaje a los grandes maestros del diseño, la arquitectura y el arte, pero la visión de cada generación es única. Rebeca CORS es diseñadora independiente, en el 2012 fundó CORS con el fin de materializar sus ideas que oscilan entre la escultura y el objeto utilitario. El lenguaje de la firma lo sustentan las colecciones que incluyen piezas hechas en México y a mano por artesanos, bajo su diseño y dirección.

CORS nace del cuestionamiento de, ¿Por qué una escultura no es utilitaria? ¿Por qué un objeto utilitario no es escultórico? Por lo que cada pieza está en búsqueda de una misma finalidad, ser piezas atemporales, coleccionables y que encima de todo, se mantengan bajo el eje central de la marca que es transmitir paz en cualquier espacio. Los conceptos y valores de la firma son claros, fomentar y apoyar la preservación y el crecimiento de la artesanía y los oficios nacionales, que, en palabras de Rebeca: “Son valiosísimas tradiciones, ricas en historia y cultura, que en CORS, portamos con orgullo y valor.” Sin irse lejos de lo que las piezas representan, el objetivo de la marca es alejar al usuario del consumismo con creaciones coleccionables que fomentan la permanencia de sí, sin importar el paso del tiempo y los diferentes estilos en los que se desenvuelvan.

Aunque están hechos de distintos materiales, la piedra es uno de los favoritos para la diseñadora. Descrito como una obra de arte en bruto por sí misma, su esencia tan rígida y fuerte, está en el límite de ser completamente moldeable. Al hablar de las nuevas generaciones significa tener conciencia ambiental y usar materiales que no dañen el medio ambiente y lo hagan parte del proceso creativo.

CORS, está en la constante búsqueda por seguir una exploración de las artes plásticas con las cuales se generen vínculos con objetos utilitarios que celebren el pasar de la vida con una esencia única y especial. Para su diseñadora, el cambio y el crecimiento es parte del ADN de la marca que, sin duda, plasma en sus piezas al emplear nuevas técnicas, procesos, materiales y conceptos para nunca estancarse.

Cuando un creador habla con tal certeza, seguridad y respeto por su obra, es cuando todo toma sentido. Un sentido visual sin cabos sueltos que engloba un mundo único. Con una visión que representa el hambre por crear de una manera inigualable. CORS es una simbiosis perfecta entre una estética minimalista y una línea determinada que representa su estilo. La geometría, la forma y la calidad se mezclan para crear esas piezas idílicas que trascienden a lo largo de la historia, formándose parte de sí, mientras que dan pie al asombro y un sinfín de emociones que se encuentran en el límite de una creación con alma, más allá de ser solo un objeto.

Por Yarin Miranda Robles

Fotos Rebeca Cors y Fabián Martínez.

Share: