La diseñadora mexicana Carla Fernández potencia su marca de diseño como una actividad ética y sustentable que preserva la riqueza textil de las comunidades indígenas del país.

“Me parece increíble que se pueda llevar una parte de la cultura mexicana como un libro abierto. Una vestimenta tan compleja y llena de la evolución de la humanidad en algo que se transforma con cada persona que la usa.” -Carla Fernández.

Desde un lugar de gran admiración, creo que definir a Carla Fernández solamente como una diseñadora queda muy corto. Licenciada en historia del arte, con una inmensa admiración por la cultura mexicana infundada desde niña por sus padres, su amor por México y la historia que define la identidad del país. Su presencia y su visión universal conlleva un atinado sentido de pertenencia, el cual equilibra sus arraigadas raíces mexicanas en prendas y piezas contemporáneas que celebran el arte, la arquitectura y la fotografía, por mencionar algunas de las bellas artes que tanto admira, en algo que, como ella misma lo menciona, tomará su propia identidad en cuanto llegue a su destino final.  

“Lo que más me gusta es aprender y hacerlo de primera voz. Colaborar con gente tan talentosa es un honor, son mis maestros.” -Carla Fernández.

Carla Fernández es respetuosa de la cultura popular y sus tradiciones, además se declara admiradora del color y la pasión que los artistas populares impregnan en cada una de sus piezas y como se identifican dentro de su comunidad. Como diseñadora, retoma la artesanía mexicana y se inspira en los grandes artesanos para crear diseños inigualables, los cuales presenta en cuerpos en movimiento, en exhibiciones que unen la danza, la historia, el diseño, la arquitectura, la fotografía y la música en una experiencia única.

Foto por Ricardo Ramos de “La Quema” obra de danza contemporánea en colaboración con la compañía Nohbords dirigida por Carla Fernández, el coreógrafo Diego Mur y el artesano Leonardo Linares nieto de Pedro Linares inventor de los alebrijes.

Es importante la forma en que Carla describe la marca ‘Carla Fernández’, ya que, más que una casa de moda es una fuente de empleos. Sin necesidad de hacer aún más énfasis en su compromiso con su país, la diseñadora que ha expuesto individualmente en el Museo Jumex y en el Centro Cultural España en la Ciudad de México, así como en el Victoria & Albert Museum en Londres, en el Fashion Institute of Technology de Nueva York, en Boston y San Francisco por mencionar algunos; colabora con más de 100 artesanos bordadores, tejedores, peleteros, tintoreros en doce estados de la República.

La obra de danza contemporánea “La Quema” se hizo con la finalidad de encontrar otros formatos alternativos de presentación. La comunicación de la danza con otras ramas del arte y un entendimiento más amplio del diseño.

Carla Fernández es una de las grandes diseñadoras mexicanas que impregna su visión en prendas contemporáneas con un modelo de producción consciente que sobre todas las cosas celebra y respeta a las comunidades indígenas con las que ha trabajado durante años. Definiéndose a sí misma y a su equipo como agentes culturales que se expresan a través de la moda, Carla define en cada una de sus creaciones su fascinación y pasión por la maravillosa herencia textil del país, la cual utiliza en todo sentido como una herramienta para dar a conocer una parte de la tradición mexicana y expresar su forma de entender la cultura como una manera de ver la vida, crear y desenvolverse en el diseño.

Instagram carlafernandezmx

Por Yarin Miranda Robles

Fotos Ricardo Ramos

Retrato Ben Lamberty

Share: