Al nacer de la intuición, las piezas de esta artista mexicana exploran la técnica del collage bajo su excéntrica visión, la cual es única e irrepetible.

El origen de la técnica del collage data de 1912, cuando Picasso y Braque comenzaron a experimentar con otros materiales como recortes de papel sobre un lienzo en blanco durante su etapa cubista. Dicha técnica se ha transformado a ser de gran importancia para el mundo contemporáneo.

Ana Celia Pérez es una artista plástica de la ciudad de Tijuana quien ha tomado esta técnica para representar su visión artística de manera única, interesante y especial. Ana encuentra en la creación una liberación creativa con la cual logra impregnar sus ideas y su personalidad en cada collage. Cada una de las piezas habla de sus raíces y de la libertad que tiene como artista; Ana lo describe como algo propio en todo sentido, que es lo que las hace únicas. En sus palabras, “es al momento de crear cuando hay que perderse en la historia de la obra para encontrarse a sí mismo, y eso, es lo que hace única e irrepetible a cada pieza.”

Bajo el nombre ‘Galisismo’, Ana se ha apropiado de la palabra Galicismo, de forma metafórica transformándola con una ‘s’ con la finalidad de terminarla en la palabra ‘sismo’ lo que da a entenderse como algo que sacude y rompe, lo que hace alusión a la forma en que hace los collages.

Después de estudiar Artes plásticas en San Diego y por terminar la carrera de Filosofía y letras, Ana busca representar su propia versión de lo bonito, lo grotesco o real, a través de una base de color para darle vida propia a la historia de cada collage. Misma que inventa por medio de su intuición y ojo artístico. Por otro lado, su manera de ver el amor como el motor de todo, es lo que la hace crear con pasión de la mano de su profundo interés por el arte, la poesía y en ciertos casos la filosofía. Cada pieza para Ana es una posibilidad de hacer lo que sea y una ventana para ser diferente.

Con la misión de hacer algo único, Ana continúa con pasión experimentando y en la búsqueda de ampliarse con el uso de diferentes técnicas y materiales, aún con la resina, explorarla de diferente manera y con otros tipos, así como jugar con capas e implementar la pintura como una alternativa. La misma libertad que encuentra en la creación es lo que la deja fluir y utilizar el material como una herramienta para transmitir un determinado sentimiento.

Tomar el tiempo como un aliado para transformar su arte, así como expandirse a otros campos artísticos la mantiene ilusionada para establecer su propio universo y dejar su marca en el mundo del arte.

Por Yarin Miranda Robles

Fotos Saraí Regalado Gutiérrez

Share: