Lujo en los Cabos – Un refresh al concepto de lujo descalzo.

Es el epítome de lujo que se extiende sobre las playas de Los Cabos, México. The Cape, la propiedad de la firma Thompson, tiene la mejor vista del Mar de Cortes.

En Los Cabos es común escuchar diversas opiniones en torno a un estilo de vida de lujoso; difiere de persona a persona. Lo que es una realidad es que Los Cabos es un lugar extraordinario, con la capacidad de seducir al viajero más exigente del planeta; su
increíble belleza natural y un terreno ondulado y desértico, que se acentúa con colinas rocosas y vegetación sobreviviente brilla frente Mar de Cortés y el Océano Pacífico, lugar que visitan gigantescas ballenas durante la mitad del año. Las olas rompen y emocionan a surfistas de todo el mundo. El privilegio de sentarse junto al mar al sol durante todo el año, disfrutar de mariscos frescos y estar escondido en un rincón especial del mundo es quizás el mayor concepto de lujo de Los Cabos.

En este mood de hoteles nuevos, The Cape Hotel toma una posición clara y hace una declaración de cómo vivir Los Cabos, con una exquisita arquitectura y un diseño discreto. Situado en un acantilado, la arquitectura de color arena se posa delicadamente frente al océano, como para no perturbar el terreno existente. Cementos lisos y superficies de madera crean un ambiente resplandeciente y confortable, y al entrar en el amplio vestíbulo, una ballena gigante construida completamente de madera da la bienvenida, como si fuera una expresión de lo que trata The Cape; tomando los elementos naturales y mostrándolos con potencia y con la intervención artística. Además un diseño bien elaborado, las caras sonrientes y el servicio impecable del personal hacen la diferencia desde el momento en que se comienza a adentrar en la cultura The Cape. Te sientes parte del escenario y este es un lujo tácito que no tiene precio.


The Cape cuenta con hermosas habitaciones y suites, así como villas de una, dos y tres habitaciones. Grandes terrazas con cómodos asientos enmarcan la prístina vista, y la decoración en tonos neutros y relajantes, con suaves sábanas de plumas cubren a los invitados mientras el sonido de las olas va relajando profundamente. La piscina infinita completa un escario de relax total, solo se percibe que existe un magnífico bar cabaña cuando el huésped necesita hidratarse. Un must es caminar hasta la playa y relajarse frente al mar. Para aquellos que no quieren perderse el gimnasio, hay una instalación muy equipada con entrenadores personales a su entera disposición. El spa interior y exterior es espectacular, minímal y de diseño potente, con muros de concreto aparente pintados en negro, que contrastan con el tono pálido de las montañas colindantes.

La oferta culinaria de la propiedad cuenta con una cocina increíble; en donde destaca Manta, un restaurante deslumbrante creado por el querido chef mexicano Enrique Olvera; se ofrece un menú elegante de mariscos con una fusión de cocina mexicana, peruana y japonesa. El Brunch dominical en el Ledge, el restaurante de desayuno, almuerzo y cena del hotel es imperdible; la música en vivo, un bar de champaña y unos adictivos huevos benedictinos con langosta y salsa de chipotle hacen la mañana más perfecta. Después de un día de intenso sol, es recomendable visitar The Rooftop y disfrutar de la mejor vista de Los Cabos.

Por Danielle Kehl
Fotos Cortesia de Thompson Hoteles

Share: