En uno de los desarrollos inmobiliarios más importantes del país de Oriente Medio, se localiza un enorme y sofisticado apartamento interiorizado por el despacho londinense de Alix Lawson.

Para hacer un poco de historia, Alix Lawson es una estrella de la arquitectura y el diseño de interiores desde los 18 años cuando fundó su primera compañía Lawson Robb. Desde entonces, ha trabajado en proyectos residenciales y con desarrolladores prominentes en Londres, Europa y Medio Oriente, sobresaliendo por su buen gusto e ideas creativas y originales. En el 2018 creó la marca de mobiliario y estilo de vida que lleva su nombre, y un estudio que se encarga de todas las áreas para desarrollar un proyecto arquitectónico completo.

Uno de los más recientes fue el diseño de interiores para este departamento de tres niveles y poco más de 3,000 metros cuadrados de construcción en el exclusivo desarrollo Dubai Hills, para el cual se basó en un estilo minimalista, limpio y con un ambiente de
tranquilidad y reflexión; cuyo concepto fusiona un diseño interior contemporáneo con el paisaje desértico típico del Medio Oriente con dunas de arena y palmeras sinuosas. Los toques de diseño escandinavo combinado con algunos elementos japoneses le agregan una estética muy refinada y contemporánea. Sin duda se observa un lujo discreto que genera admiración por su deslumbrante sofisticación que no requiere de ornamentos exaltados, sino de un interiorismo inteligente y detallado al que nombró: Bottega Veneta Meets The Desert.

El estudio londinense se hizo cargo de crear la mayor parte del mobiliario y los accesorios de iluminación de la casa en Dubai, además de realizar la selección y curaduría de una extensa y variada colección de piezas de arte de pintores y escultores emergentes de todo el mundo, la cual incluye desde obras realizadas por aborígenes de Australia hasta objetos de artesanos europeos y jóvenes artistas textileros británicos. El mobiliario, los textiles y los acabados de toda la casa están inspirados en el clásico tejido de Bottega Veneta, y la ausencia de color y contrastes es una constante. En la planta baja se ubican las áreas sociales que se integran al exterior a través de grandes ventanales; ahí destacan elementos espectaculares como la barra luminosa rodeada de palmeras y mesas de bambú, y la escalera arquitectónica que se eleva sobre un oasis en el desierto para dar acceso a los siguientes niveles. En éstos, se localizan las áreas más íntimas como baños, recámaras de visitas, la habitación principal, el gimnasio, el spa y el cinema, que son espacios interiorizados también con un estilo minimalista altamente contemporáneo, en tonalidades neutras y con juegos de luz y sombra.

La iluminación es parte esencial de la arquitectura interior de este proyecto pues le agrega calor a los espacios y hace brillar elementos destacados como la barra del bar que es la pieza central de uno de los espacios más impactantes de este apartamento. Una extensa colección de arte, la madera, el bambú, la piedra blanca de Namibia, paneles de madera y una paleta de color neutra son los elementos que destacan en la sala de estar que se integra con el exterior por medio de ventanales de piso a techo.

En el comedor sobresale una mesa funcional con diseño minimal de madera clara hecha a medida para 16 comensales, la cual se complementa con sillas en color verde oscuro.

 

Este espacio se puede ampliar y unir con la sala de estar por medio de paneles corredizos de madera que se abren o cierran dependiendo el mood requerido.

Con una marcada tendencia a un lujo nada escándalos, Alix Lawson aplica la simplicidad y el menos es más en todos los espacios de este apartamento. En la sala de cine el uso de materiales naturales como piedra caliza en las mesas, lámparas de latón y un tapiz de color intenso en los sillones le agrega textura al lugar, pero mantiene el minimalismo del entorno.

“El minimalismo consciente es una manera de aportar simplicidad a los espacios. No es eliminar detalles, sino disminuir elementos para crear armonía. Es como cuando escuchas una melodía y reduces el volumen para aumentar la calidad del sonido”, Alix Lawson.

La recámara principal mantiene la uniformidad cromática del resto de la casa y los detalles inspirados en Bottega Veneta en el mobiliario como la cabecera de cuero, pero se vistió con diferentes tipos de textiles para agregar volumen y profundidad. Se usaron paneles y zócalos de chapa en los muros y alfombras a medida. PÁGINA SIGUIENTE El spa es el sitio más limpio y relajado, para lograr el efecto cálido se aplicaron capas de tono sobre tono a una pared texturizada y juegos de luz.

Por Norma Rodríguez Olivares.
Proyecto de interiorismo Estudio Alix Lawson.
Fotos cortesía Estudio Alix Lawson.

Share: