Minimalismo, lógica y elegancia son los conceptos que dominan la propuesta de diseño de esta residencia en Zapopan, Jalisco.


Geometría, volumen, dimensión y percepción del espacio son elementos que visualmente constituyen coherencia y que logran que la obra sea realmente especial. El entendimiento de un proyecto residencial y sus necesidades en ocasiones se vuelve una tarea compleja. En la actualidad, la necesidad de tener contacto con la naturaleza sin perder la capacidad de disfrutar de espacios públicos y separados de los privados es de vital importancia.

En este proyecto se puede apreciar una arquitectura limpia y elegante, alejada del sobre diseño. Se privilegia una vida cotidiana y funcional en donde se enaltece el diálogo entre el interior y el exterior. Desde luego, se aprecia lo importante que resulta para el despacho de arquitectos utilizar materiales naturales y nobles, además de una propuesta de diseño franca que integra el concepto original de la arquitectura, al brindar un refugio para el ser humano, pero adiciona contenido romántico al hacerlo de manera hermosa.


Los proyectos residenciales son algo tan íntimo que lo que se logra es literalmente el reflejo de sus creadores desde el arquitecto y los diseñadores hasta el creador intelectual; el cliente.

Elías Rizo Arquitectos diseñó esta residencia para una familia joven, con la cual se constituyó una intensa colaboración para, sobre todo, crear un espacio funcional. El concepto principal para el diseño de esta casa habitación está basado en torno a las necesidades directas de sus dueños; así el proyecto se desarrolla a partir del vestíbulo principal, en donde un estanque lineal rodeado de árboles dirige la vista hacia al jardín. Es este mismo vestíbulo donde se delimita y dividen los espacios públicos y privados, al separar y asignar un volumen lateral con basamento de piedra que es extraído de la región donde se encuentra la casa.


Dividido en dos alas, la izquierda delimita el área privada de la residencia; en la planta alta con dos habitaciones y un gimnasio, se vinculan mediante una sala de estar de doble altura, en donde se despliega un gran librero y permite excepcionales entradas de luz natural. El área social de la casa, ubicada en el lado contrario se integró un segundo family room que se conecta con la cocina, la sala y el comedor con acceso a una terraza y el área de la alberca. Al cruzar el jardín se encuentra una cancha de pádel y una segunda terraza con gran amplitud para eventos con cocina integrada y baños independientes.


Gracias a un diseño limpio y contemporáneo, el recorrido entre cada espacio es orgánico y fluido. El lenguaje plástico de la casa se conforma por materiales como el concreto, el acero fondeado, la piedra de la región y la madera, trabajados de manera minimalista y pura. La arquitectura logra un contraste coherente con el diseño de interiores que se proclama como cálido y atemporal. Con una paleta de color neutra en toda la residencia que continúa de los materiales, las piezas de arte que complementan la estructura y los volúmenes de la casa, la curaduría del mobiliario y la decoración encuentran un balance entre lo elegante y lo atemporal.


Arquitectura de Elías Rizo Arquitectos Interiorismo de Colectivo Sur
Por Yarin Miranda Robles
Fotos exteriores de Onnis Luque
Fotos Interiores de Fernanda Cervantes de Leonel

Share: