A. Lange & Söhne es sinónimo de perfección. Sus creaciones, dotadas de carácter propio, se reconocen al instante gracias a sus códigos estéticos y a las innovaciones técnicas que implementan en sus piezas.

Cuando A. Lange & Söhne presentó el Triple Split de 2018, fue elogiado como un estreno mundial por la prensa especializada internacional. El único cronógrafo de fracción de segundo en el mundo hasta la fecha que puede medir tiempos intermedios y tiempos de referencia hasta una duración de doce horas. En esta ocasión se trata de un modelo con caja de oro rosa y esfera azul.

Sobre la esfera de plata maciza de color azul contrastan las subesferas plateadas y las 10 agujas. Agujas fabricadas en oro rosa las de horas, minutos, segundos, reserva de marcha y totalizador de los minutos del cronógrafo. En acero dorado la aguja central del cronógrafo y totalizador de las horas del cronógrafo y en acero cromado la aguja central de la ratrapante y totalizador de las horas ratrapante. El totalizador de los minutos de la ratrapante es de oro rodinizado.

Esta pieza es consistente en diseño, su ADN muestra rapidamente que se trata de una maquina perfecta creada por la manufactura alemana que hace gala de una elegancia singular. Desde luego que hablamos de un cronografo capaz de medir el tiempo y hacer una comparación entre dos corredores de Fórmula 1, se pueden cronometrar tiempos adicionales y tomar múltiples tiempos intermedios. A pesar de la gran cantidad de información que se muestra, un ingenioso concepto de material y color facilita la asignación clara de cada una de las mediciones. En realidad no hay otro reloj en el mundo que se compare con el Triple Split presentado este año.

Esta pieza utiliza el calibre Lange L132.1 cuyo movimiento que se destaca por su tridimensionalidad, complejidad y diseño arquitectónicamente agradable. Destaca el acabado típico de los componentes individuales de Lange. En general, 567 piezas diminutas están perfectamente ajustadas para una interacción perfecta. Esta complejidad no es un espectáculo, es mecánicamente necesario para habilitar esta función única de Triple Split. De cuerda manual, este movimiento finamente decorado, visible a través del fondo de zafiro de la caja, ofrece una cómoda reserva de marcha de 55 horas. 

Texto de Natalia Márquez

Fotos de A. Lange & Söhne

Share: