Este apartamento frente a las paradisiacas playas de Acapulco Diamante en Guerrero con acabados de lujo y vistas espectaculares muestra un interiorismo cálido y familiar con toques contemporáneos llenos de glamour.

Un halo de sofisticación está siempre presente en los proyectos de la diseñadora textil Margaret Bissu, quien se caracteriza por crear espacios residenciales de gran confort y armonía en lugares de descanso como Cancún, Playa del Carmen, Ixtapa, San Miguel de Allende y Miami. Y este departamento en Acapulco, Guerrero no es la excepción, pues desarrolló un concepto de interiorismo fresco y cálido muy ad hoc con el estilo chic que se respira en el puerto.

Este departamento está ubicado en una de las zonas residenciales más lujosas de Acapulco Diamante y el reto principal fue redistribuir algunos espacios para que el resultado se adecuara a lo que los clientes siempre habían querido de su casa de descanso: un ambiente cálido, con toques de color pero que fuera muy acogedor.

“La inspiración detrás de este proyecto cuya duración fue de 6 meses, fue directamente la expectativa y necesidad de mis clientes, teniendo en cuenta sus gustos y sus actividades cotidianas dentro de los días de descanso”, asegura Margaret Bissu.

El departamento tiene la cualidad de que todos los espacios sociales son abiertos y se integran ya que no hay divisiones, lo cual le otorga mucha más amplitud y genera un horizonte visual que se alinea con la terraza y la impresionante vista a la playa. Incluso las cuatro habitaciones gozan de la estupenda vista y se llenan de color gracias a la selección de materiales que está basada en textiles y una paleta de tonalidades con tendencias 2020 entre los tonos mentas, verdes, azules y terracotas, con diseños inspirados en la vegetación natural. Cada habitación tiene un estilo propio y un tono distintivo que la hace única, aunque el hilo conductor está en los detalles que generan un ambiente íntimo y acogedor.

En el tema decorativo fue primordial la elección de lámparas como se puede ver en el área del comedor donde se observa un acento inspirado en los años 70 con lámparas de fibra natural, así como con las sillas Smatrik creadas por Tokujin Yoshioka y que son la nueva propuesta de la marca Kartell.

La mayoría del mobiliario, como los muebles de televisión y el bar, fue diseñado por Margaret Bissu Interiors y fabricado en sus talleres, pro también hay otros de marcas importantes como las mesas de centro en la sala y algunos accesorios de Taracea.

La mayoría de las fotografías que decoran las paredes son en blanco y negro de la selección con Melanie Cohen; y también hay piezas de decoración de muros de varias marcas internacionales.

Sin duda alguna, la vista al océano es el principal tesoro de este apartamento y por ello el interiorismo acogedor y funcional debía basarse en llevar la vista y los sentidos hacia la riqueza del exterior.

Por Norma Rodríguez.

Arquitectura y diseño: Margaret Bissu Interior Design.

Fotografías de Aldo García.

Share: