Una torre de oficinas corporativas que encuentran en la dualidad y el contraste entre sus espacios una versión inigualable de diseño que equivale a la opulencia estética en su máximo esplendor.

El diseño interior de las oficinas centrales de ABCD Concretos, surge de una reinterpretación de la magnitud de la empresa junto con la personalidad del cliente resuelta en un proyecto sumamente funcional y distinguido.

La definición de elegancia es el atributo de algo que es excepcionalmente bello y sencillo a la vez. El término se utiliza para definir un estándar de buen gusto. Hay quienes asocian dicha característica con la simplicidad del diseño, o quienes lo entienden como el buen gusto de la decoración. Pero sin importar diferentes cuestiones, la distinción y el porte es algo que los diseñadores tienen como prioridad.

El diseño de interiores de las oficinas centrales de ABCD Concretos en Acámbaro, Guanajuato, es un ejercicio fino y curado, el desenlace del proyecto es la interpretación de la empresa y la personalidad de su cliente. Una propuesta de diseño que se define por la dualidad y el contraste entre los espacios de trabajo, los niveles de acceso y un penthouse espectacular.  

El diseño del lobby se creó con la premisa de generar un ambiente excéntricamente sofisticado y completamente distinto al carácter industrial de la empresa. El uso del granito y el mármol que visten el espacio de doble altura conforman una experiencia exclusiva para el usuario.

Repartido en siete niveles, los elementos principales que rigen las oficinas como lo describen los arquitectos a cargo, Iris Marcela López Rico y Marco Antonio López Rico, son la majestuosidad del material, la amplitud en volumen y por supuesto, la elegancia impregnada en todos sus rincones.

El área de oficinas destaca con elementos sobrios que contrastan con vistas panorámicas en donde resalta una gran cantidad de vegetación de la región que se aprecia gracias a la cálida iluminación del interior y los amplios ventanales que dejan entrar luz natural y convergen en la creación de espacios ideales para trabajar que se combinan con mobiliario ergonómico y especial con extraordinarias piezas de arte dentro de las cuales destaca la obra de Jorge Marín, proclamándose como elementos protagónicos dentro de la torre.

El impactante lobby, por otro lado, hace justicia a lo anterior como la mejor versión del concepto de las oficinas en donde se diseñó con la finalidad de generar un ambiente totalmente distinto a un carácter industrial que engloba la empresa hasta cierto punto. Por lo que se utilizaron placas de granito y mármol en gran escala para vestir los muros de doble altura con el objetivo de crear una sensación de estar sumergido en un espacio de máximo lujo junto con una experiencia fuera de serie para el usuario.

Por Yarin Miranda Robles

Fotos César Belio

Share: