La difícil tarea de mantener en tendencia un diseño clásico por casi un siglo

Hace casi 90 años, Jaeger-LeCoultre lanzó un reloj de pulsera destinado a convertirse en un diseño clásico del siglo XX: el Reverso. Su forma y función hábilmente sintetizadas lo han convertido en uno de los relojes más reconocibles de todos los tiempos, con un aspecto tan fresco y moderno desde su primera aparición hasta la actualidad. Para 2020, en medio de una pandemia mundial, y durante las presentaciones virtuales de Watches & Wondres, La Grande Maison presentó nuevas interpretaciones estéticas de su más admirado modelo para mujer, el Reverso One. Caracterizado, como todos los modelos Reverso, por la fuerza y pureza de la línea derivada del diseño original Art Déco, el nuevo Reverso One puede identificarse por los tres “godrons” de líneas rectas que definen los bordes superiores e inferiores de la caja. Además, introduce colores frescos y un nuevo refinamiento a la colección.

El sólido fondo de acero del Reverso One constituye un lienzo en blanco, que invita a la propietaria a personalizarlo con un grabado: un mensaje especial, una fecha importante o un diseño a medida. Las posibilidades son infinitas, como las habilidades de los diseñadores y grabadores de la Manufactura Jaeger-LeCoultre.

El Reverso One Red-Wine presenta una caja estilizada –un diseño inspirado en el primer modelo de 1931 del Reverso Lady– y “godrons” con engaste de diamantes en grano en los bordes superiores e inferiores de la caja, el Reverso One interpreta la feminidad con un clásico y elegante estilo. Líneas delicadamente dibujadas definen las cuatro esquinas, donde las ligeras y luminosas cifras árabes parecen haber sido dibujadas a mano. 

Celebrando el color del amor y de la energía positiva, el nuevo Reverso One color rojo vino le aporta una feminidad joven y extrovertida a la colección Reverso.

Para el 2020, esta bella y sobria composición recibe una sacudida de color imponente a través de una nueva esfera de un vivo color rojo vino. Su gran brillo se consigue mediante una aplicación múltiple de capas de laca sobre una sutil decoración guilloché tornasolada, que se complementa con un disco horario blanco y el fresco brillo de la caja de acero pulido. Como toque final, el nuevo color rojo vino del brillante brazalete de piel de aligátor garantiza una combinación perfecta con la esfera.

Dimensiones: 40 mm x 20 mm x 7,9 mm. Calibre: 657. Funciones: Horas y minutos. Esfera: esfera guilloché lacada color rojo vino. Caja: Acero. Fondo de caja: Cerrado con espacio para grabados. Cuenta con  27 diamantes de  0.3 quilates.

Por Natalia Márquez

Fotos de Jaeger-LeCoultre

Share: