La boutique rediseñada de Dolce & Gabbana en Roma es un palacio de lujo y glamour creado por el despacho Carbondale del arquitecto Eric Carlson.

Cuando el afamado arquitecto estadounidense Eric Carlson recibió la solicitud de diseñar la flagship romana de la marca italiana, su equipo de Carbondale Architecture con sede en París, sabía que venían tiempos complicados para capturar la esencia de la firma siciliana con más de 30 años de liderazgo y grandeza, y la magia que envuelve a la ciudad de Roma; para plasmarla en una boutique de súper lujo de dos niveles ubicada en 800 metros cuadrados de un edificio histórico. El reto era aún mayor, pues habría que trabajar en colaboración con Domenico Dolce y Stefano Gabanna, los exigentes clientes cuya genialidad, creatividad y maximalismo son memorables. Sin embargo, la idea de salir de lo convencional y crear un espacio majestuoso, audaz y sofisticado fue el laif motive de este proyecto impresionante al que llamaron Modern Baroque.

La tienda se encuentra en la emblemática Piazza di Spagna en un edificio que fusiona el pasado y el presente para crear una experiencia inigualable para el visitante, Así, entre mármoles preciosos, ricos mosaicos, frases escritas en latín, texturas pesadas, oro refulgente, ángeles que pareciera cobraran vida y enormes pantallas LED, se honra la riqueza de la ciudad eterna y la trayectoria de los míticos diseñadores.

Dividida en dos pisos, la boutique entrelaza el trabajo de artesanos locales con piezas de lujo, mobiliario de autor y lo más avanzado en tecnología para crear de forma digital escenas de frescos de grandes artistas sobre paredes y techos de los espacios suntuosamente decorados. En la planta baja se aprecia un escaparate de lo más original, formado por mosaicos de color oro grabados con frases en latín de pensadores como Séneca y Catullo. En el techo, artesanos locales crearon un retrato de la loba, emblema de la ciudad y madre de Rómulo y Remo, con mosaicos también hechos a mano. El mobiliario, las lámparas, las alfombras y tapetes, los muros y ornamentos son elementos de arquitectura y diseño de interiores únicos y creados especialmente para provocar un ambiente vintage lleno de historia, a pesar de ser totalmente novedosos y actuales.

Una escalinata de mármol rodeada de impresionantes columnas lleva al piso superior en el que destacan muros y techos recargados de escenas épicas, paredes espejadas, mosaicos en diversas tonalidades grabados con palabras en latín, así como ángeles y querubines por doquier. Enormes vitrinas de latón, vidrio y mármol exhiben piezas de colección y joyas inéditas de Dolce & Gabanna; y sillones de terciopelo en verde y coral se posan sobre pisos de mármol con incrustaciones de coloridos mosaicos.

En el espacio todo es riqueza y sensualidad para deleite de los sentidos que se regodean en los muros que mezclan el vidrio con detalles de seda de moiré en un escandaloso rojo cardenal, los candelabros de cristal de Murano, los asientos en rojo y dorado, y los vestidores en ricas maderas.

Por Norma Rodríguez Olivares.
Fotografías Antoine Huot.

Share: