Este rancho surgió como una apuesta para que sus visitantes puedan tener experiencias de contacto directo con la naturaleza y al mismo tiempo se sientan como si estuvieran en su casa de diario.

Junto con Bernal, Jalpan, Cadereyta, San Joaquín y Tequisquiapan, Amealco es uno de los seis Pueblos Mágicos –lugares de México con mucha tradición, historia, simbolismo y leyendas– con que cuenta el estado de Querétaro, el más reciente, de hecho, ya que su nombramiento se dio en octubre de 2018. Localidad fundada en el siglo XVI, de clima templado (la temperatura promedio durante el año no rebasa los 25-27 grados centígrados), entre sus principales atractivos está la producción artesanal de la famosa muñeca otomí; de hecho, estas piezas han sido declaradas patrimonio cultural del estado y hay un museo sobre el tema que puede ser visitado.


Además de una hermosa cascada de 10 metros de altura, llamada La Piedad, a los encantos de este municipio queretano se suma Rancho Amealco, uno de los proyectos residenciales más frescos –por nuevo y por estar rodeado de un ambiente natural placentero– de RG Arquitectos. Al respecto, entrevistamos a Juan Carlos Reyes García, arquitecto al frente de este despacho, quien nos habló acerca de los detalles de construcción.

¿De dónde proviene la inspiración que impulsa el proyecto de Rancho Amealco?
De la idea de poder vivir inmerso en zonas rocosas, cuerpos de agua y arboladas de la región. Rancho Amealco comienza su construcción en 2015 teniendo nuestro equipo una misión especial: crear residencias que generen en las personas que las habitan la sensación de estar en casa, al mismo tiempo de estar rodeado de la naturaleza. Es por ello que nos dimos a la tarea de respetar la forma del terreno, creando bungalós independientes para contrarrestar la fuerza volumétrica de una vivienda de mayor tamaño, y separando las áreas públicas para concentrarlas bajo un mismo volumen.


¿Cómo defines el modelo o concepto arquitectónico de Rancho Amealco ¿Qué materiales predominan en él?
Cada ocasión que tenemos un proyecto en puerta significa para nosotros una tarea específica, con características y actores específicos. Debemos entender a la perfección la demanda de necesidades de nuestros clientes para lograr proyectar sus ideas bajo nuestra arquitectura. Rancho Amealco es un proyecto donde predominan materiales de la región: canteras, distintos tipos de maderas y piedra, entre otros, y fue así que logramos acoplar el proyecto con su contexto inmediato. De la misma forma logramos empatar nuestra visión de lo que se podría realizar en el terreno con la idea de nuestros clientes para generar un proyecto donde todo el tiempo estuvieras inmerso en la belleza natural del lugar.

En este proyecto el agua protagoniza, junto con la obra, el paisaje ¿Es este un sello del trabajo de RG Arquitectos?
Como arquitectos intentamos constantemente generar espacios que se adapten al desarrollo humano. En el caso particular de Rancho Amealco nos dimos a la tarea de resguardar a sus visitantes dentro de las áreas públicas y privadas, pero siempre y
cuando ellos tuviera la oportunidad de apreciar las maravillosas vistas del exterior gracias al cuerpo de agua y la copa de los encinos, que sin duda alguna se mezclan con la obra arquitectónica para volverse un mismo paisaje.

¿Cuál es su material favorito de trabajo?
En el despacho creemos firmemente que la arquitectura se divide en el aspecto formal y en el carácter materia de la obral; no podemos hablar de uno sin entender al otro. Pero respondiendo puntualmente a la pregunta, constantemente nos damos a la tarea de trabajar con materiales naturales y exponerlos tal y como son. Trabajamos con mucha madera, con muchas piedras, con acero, entre otros materiales, siempre evidenciado su acabado para que envejezcan con dignidad por sus texturas y tonos.

¿Por qué consideras que la oferta residencial en Querétaro es una de las más atractivas en México hoy en día?
Creo que las oportunidades están repartidas de manera homogénea dentro del país.
Como arquitectos nos queda mucha tarea por hacer y eso nos mantendrá activos, porque somos los responsables de tener las ciudades que vivimos y somos responsables de la imagen de éstas. Pero hablando de Querétaro específicamente, es un estado muy
atractivo debido a su crecimiento y sus niveles en materia de políticas públicas. La industria habitacional ha crecido porque se percibe Querétaro como una entidad tranquila, en comparación con otros estados de la República.


¿Cómo descubriste tu vocación como arquitecto?
Fue desde muy temprana edad, cuando acompañaba a mi padre a obras y proyectos, que comenzó a envolverme mucho el medio de esta profesión.

¿Hay una obra o espacio desarrollado por RG Arquitectos por el que sientas predilección?
Creo que todos nuestros proyectos arquitectónicos tienen una forma particular de atender un problema específico, por lo que dentro del despacho tenemos varias obras que nos causan mucho orgullo por haber resuelto de la mejor manera dicha problemática. Cada obra tiene su grado de complejidad y es muy interesante lograr entenderla y atender las demandas de nuestros clientes, logrando queden satisfechos con nuestro trabajo.

¿Cuál es el siguiente reto de tu despacho?
Estamos por arrancar un proyecto de vivienda colectiva que sin duda es un reto por la escala y sus detalles. Pero también constantemente buscamos crecer sobrepasar nuestros límites, creciendo de manera personal y profesional conquistando nuevas metas. Arquitectura Juan Carlos Reyes García y Abraham García, de RG Arquitectos

Por Marco Antonio Cuevas
Fotos de José Margaleff

Share: