Una versión (Re)Masterizada del pasado de Audemars Piguet

“El público es muy consciente de la revolución estilística que se produjo a lo largo de los años setenta y recién estrenado el siglo XXI. No obstante, las expresiones creativas en la forma de la caja y el diseño de la esfera se han sucedido en todas y cada una de las décadas de nuestra historia. Con el [Re]master01, hemos querido explorar la fortaleza y la elegancia de uno de nuestros relojes de pulsera cronógrafos de 1943 desde la perspectiva del año 2020. No se trata de una reedición histórica: es una remasterización contemporánea de una de nuestras creaciones del pasado”. Michael Friedman, Director de Complicaciones de Audemars Piguet 

Con la renovación de este cronógrafo automático, la manufactura de la Haute Horlogerie suiza Audemars Piguet transpone la estética del pasado en el presente. Como una auténtica grabación remasterizada de los años cuarenta, el modelo [Re]master01 Cronógrafo Automático reinterpreta uno de los relojes de pulsera cronógrafos más excepcionales de Audemars Piguet con la tecnología más avanzada de la Manufactura y un diseño de la esfera con una legibilidad mejorada para el usuario moderno. 

Esta edición limitada de 500 piezas evoca los atributos de diseño inconfundibles del reloj de pulsera cronógrafo de 1943, con su caja bicolor de acero y oro rosa realzada con una esfera champán. La suma de un diseño de mediados del siglo XX y una tecnología relojera contemporánea del [Re]master01 remite directamente a la fusión de legado y vanguardia que sigue caracterizando a los relojes de Audemars Piguet. 

“Refinado diseño, Bicolor”. La caja se ha pulido meticulosamente a mano. Las asas en forma de lágrima resaltan la armónica curva de la caja bicolor, mientras que el bisel increíblemente delgado ofrece una nítida visión de la elaborada realización de la esfera. La estética bicolor pulida de la caja se complementa con una esfera dorada satinada. Las agujas de cronógrafo azules añaden una discreta pincelada de color a una esfera dorada que se completa con un bisel de oro rosa de 18 quilates. 

“Un tributo a las conexiones con el mundo de Audemars Piguet”. Desde aproximadamente 1885 hasta mediados de la década de 1970, Audemars Piguet tuvo un taller en Ginebra para estar más cerca de los clientes finales y facilitar la distribución hacia Europa y el resto del mundo.

Un cronógrafo remasterizado con la mécanica de vanguardia. La masa oscilante de oro rosa de 22 quilates se ha satinado y decorado con el motivo «Clous de Paris». 

Conoce más sobre esta mágnifica pieza de gran y refinado diseño con #REMaster01 #AudemarsPiguet

Foto cortesía de Audemars Piguet

Share: